lunes, 18 de enero de 2010

Discepolín

Resulta que antes no te importaba nada y ahora te importa todo. Sobre todo lo chiquito. Pasaste de náufrago a financista sin bajarte del bote. Vos, sí vos, que ya estabas acostumbrado a saber que tu patria era la factoría de alguien y te encontraste con el regalo de una patria nueva, y entonces, en vez de dar las gracias por el sobretodo de vicuña, dijiste que había una pelusa en la manga y que vos no lo querías derecho sino cruzado. ¡Pero con el sobretodo te quedaste! Entonces ¿qué me vas a contar a mí? ¿a quién le llevás la contra? Antes no te importaba nada y ahora te importa todo. Y protestás. ¿Y por qué protestás? ¡Ah, no hay té de Ceylán! Eso es tremendo. Mirá qué problema. Leche hay, leche sobra; tus hijos, que alguna vez miraban la nata por turno, ahora pueden irse a la escuela con la vaca puesta. ¡Pero no hay té de Ceylán! Y según vos, no se puede vivir sin té de Ceylán. Te pasaste la vida tomando mate cocido, pero ahora me planteás un problema de Estado porque no hay té de Ceylán. Claro, ahora la flota es tuya, ahora los teléfonos son tuyos, ahora los ferrocarriles son tuyos, ahora el gas es tuyo, pero... ¡no hay té de Ceylán!...

Esta maravilla la hizo Enrique Santos Discépolo con su peronsaje Mordisquito.
Cuanta semejanza hay entre esa época (1946 - 1955) y esta...
como se puede aplicar tranquilamente lo que expresaba en ese entonces la oposición vende patria, como la actual que festeja el embargo de 1.7 Millones de dolares de las reservas por parte de un Juez de Estados Unidos.
También se puede comparar con el desagradecimiento de la mayoria de los 2.000.000 de nuevos jubilados, justamente nuevos gracias a este gobierno, pero que critican con dureza repitiendo lo que escuchan en TN.
O en el año 2008, donde gente que nunca en su vida ni siquiera tuvo un patio, ahora con este gobierno tiene trabajo, salario digno, se va de vacaciones, pero... ¡como van a aumentar las retenciones a la exportación de soja!
¡pero no hay té de Ceylán! se me vino a la cabeza Pino, que frente a una dura embestida de la derecha que peligra todos los triunfos conseguidos el dice: ¡pero la minería!
Tranquilamente se lo podría actualizar este relato fabuloso con datos de la actualidad, pero no estoy tan inspirado y no me da para tanto, entonces para que lo vamos a manchar, dejemos que alguien capacitado lo pueda adaptar sin mancharlo.

Nota relacionada: Video el gran Discépolo ¿1951 o 2009?

2 comentarios:

Emy dijo...

Muy bueno, muy interesante tu aporte, creo ver el link por otros bares, pero excelente la aproximación.
Que estés bien!

Anónimo dijo...

Genial Discepolin!
Claro ahora no hay yerba y los jubilados protestan porque no pueden comprar dólares...
Luis

Hace Click para ver Todos los Discursos de Cristina

Hace Click para ver Todos los Discursos de Cristina
Usuario de Youtube de la Casa Rosada

El Monopoly de Clarin!!

El Monopoly de Clarin!!
Hace clik Para Agrandar!

Si sos Blanquito, rubio, de ojos celeste, preferentemente nacido en Europa Sumate al PRO!

Si sos Blanquito, rubio, de ojos celeste, preferentemente nacido en Europa Sumate al PRO!
También tenés que tener errores ortográficos, sumate!

Clikea

Patria SI, Colonia NO

Páginas vistas en total

Peliculas Online

Cinetube es el mejor blog sobre Peliculas.

Archivo del blog