sábado, 2 de enero de 2010

Salarios: Desde el 2001, el sector privado formal incremento el 262% y el sector informal 218%, el sueldo del sector público se incrementó 144%

LOS SALARIOS Y EL EMPLEO EN EL 2009, UN AÑO CLAVE

Un profundo análisis de la relación entre los sueldos y la crisis económica.

¿Cuáles son los beneficios de la desconexión?

A un año de la crisis internacional que estalló en julio-agosto de 2008, es tiempo de hacer un balance en términos de empleo y salarios.

En otras latitudes, los resultados son calamitosos: mientras en España el desempleo llega al 20 por ciento, en Estados Unidos superó, después de muchos años, el 10.

Por su parte, los salarios bajaron en algunas actividades hasta un 20 por ciento en los principales países desarrollados y las Administradoras Privadas de Fondos de Pensión (como las ex AFJP de Argentina) redujeron las jubilaciones entre el 15 y 20 por ciento.

¡Eso hubiera pasado si la jubilación dependía de las AFJP en la Argentina!

Mientras eso pasó y pasa en el mundo, en Argentina los vientos de la crisis parecen haber dejado muy poca polvareda desde el punto de vista productivo, aunque su impacto en términos de empleo no fue neutro (si bien no es considerable), como veremos más adelante, sobre todo en aquellas actividades y sectores donde existe una integración internacional en las cadenas de valor.

Vamos a tomar el caso del empleo formal que ocupa al 60 por ciento de la fuerza de trabajo en Argentina y sobre el que contamos con información actualizada.

Para ello, tomamos los datos de la ANSES, en donde las empresas presentan las planillas de declaración jurada con la cantidad de cargos y la remuneración total que gastan a los efectos de pagar las contribuciones patronales.

Para hacer una comparación del impacto de la crisis vamos a considerar el segundo trimestre del año 2008, es decir, el trimestre previo a la crisis internacional y, por otro lado, tomaremos el segundo trimestre de 2009 que acumula, en teoría, 12 meses de pleno impacto de la crisis.

Con la información de la ANSES podremos saber qué pasó con el empleo y qué sucedió con los salarios por sector productivo.

El empleo formal

La foto del empleo en el segundo semestre de 2009 nos muestra que la economía formal habría perdido 48.900 puestos de trabajo respecto de la situación previa a la crisis internacional, según se desprende de las declaraciones juradas de las empresas.

A la luz del desastre que están atravesando los países desarrollados en materia laboral, la cifra no resulta dramática.

Además, hay que tener en cuenta que esto no implica necesariamente que los puestos se hayan perdido sino que buena parte de ellos pasaron a la informalidad e incluso muchos se encuentran alcanzados por las políticas de contención del Ministerio de Trabajo.

Dos cuestiones son interesantes respecto del comportamiento de los puestos de trabajo formales.

En primer lugar, la visión de mediano plazo nos puede ayudar a cuantificar la caída evidenciada en el último año.

En efecto, desde el segundo trimestre del año 2003 hasta el segundo trimestre del año 2008, previo a la crisis financiera, ¡la cantidad de puestos de trabajo formales se incrementó en 2,6 millones!

Esta cifra pasó de 4,3 a 6,9 millones de puestos declarados respectivamente.

La principal contribución a dicho incremento fue del sector privado, que creció en 2,25 millones, mientras que los cargos declarados por la administración pública crecieron en 335 mil puestos.

Desde la perspectiva de mediano plazo, la pérdida de 48 mil puestos de trabajo en una crisis internacional anunciada como la peor desde 1930 deja en claro los beneficios de la desconexión del mundo especulativo de Argentina desde 2003.

En segundo lugar, es interesante ver cómo ha cambiado el rol del sector público frente a las crisis externas.

Mientras en los 90 se proponían usualmente políticas de ajuste, tanto del gasto como de los recursos humanos, la actual crisis nos encuentra con un rol contracíclico del Estado en materia de empleo.

En el último año, el sector privado perdió 83 mil puestos de trabajo formales, mientras que en el mismo período la administración pública absorbió 34 mil puestos formales más.

De este modo, los 48 mil puestos de trabajo formales perdidos que comentábamos más arriba resultan el balance.

En lo que respecta al impacto del empleo formal en los distintos sectores productivos, valen las mismas conclusiones que para el análisis de mediano plazo: es espectacular el crecimiento de los puestos formales para todas las categorías entre 2003 y 2008 mientras que la caída del empleo formal entre 2009 y 2008 es relativamente baja.

Lo interesante aquí es que el empleo vinculado con la construcción y las actividades conexas (servicios inmobiliarios y de alquiler) presentan una significativa caída del empleo formal, merced al impacto negativo que produjeron las expectativas de la crisis internacional justamente por burbujas financieras vinculadas a los inmuebles.

También es significativa la caída de los puestos formales de la industria manufacturera producto de la vinculación productiva internacional de algunas ramas de la industria (autopartes, principalmente).

Lo más destacado sigue siendo la vinculación entre el impacto de la crisis sobre el empleo formal y las actividades vinculadas con producción de bienes respecto de las actividades productoras de servicios.

El empleo formal de los primeros cayó entre 2008 y 2009 casi en 80 mil, mientras que el empleo formal de los segundos creció en 30 mil puestos.

Uno puede percibir que los canales de transmisión de la crisis fueron por vía del comercio y éste afecta más a los bienes que a los servicios que en su mayoría son no-transables con el exterior.

Salarios y poder de compra

El análisis de los salarios en bruto, que surgen de las declaraciones juradas de cargos formales, nos muestran conclusiones muy similares a las que se muestran en el análisis del empleo.

Por un lado, hay que destacar que el salario promedio de la economía formal ascendió a los $3.054 presentando un aumento en el último año del 24,7 por ciento respecto del trimestre anterior al del comienzo de la crisis.

Este hecho marca un hito significativo, ya que en el último trimestre de 2008 se planteaba desde el ámbito empresarial un impasse implícito en materia de paritarias.

Sin embargo, los gremios no entraron en el juego de canjear salarios por estabilidad laboral y plantearon sus necesidades en paritarias.

Merced a los acuerdos logrados en éstas, en su mayoría por encima del 18 por ciento y teniendo en cuenta que los precios promedio del período de referencia se incrementaron un 12 por ciento de acuerdo al Índice de Precios Implícitos del Consumo Privado (fuente oficial de Cuentas Nacionales), el incremento nominal del 24,7 por ciento implica que en el año de la crisis los trabajadores han visto incrementado el poder adquisitivo.

¡Otra vez los beneficios de la desconexión!

Por su parte, se derrumba otro mito: que el aumento de salarios genera inflación, cuando en realidad se produjo un incremento de los mismos del 24,7 por ciento combinado con una desaceleración de la inflación de 2008 que fue superior al 19 por ciento.

En términos sectoriales, hay que destacar tres cuestiones.

En el mediano plazo (entre 2008 y 2003), casi todos los sectores triplicaron el salario bruto mensual, lo que llevó el promedio a incrementarse más del 207 por ciento.

En segundo lugar, en lo que respecta a la comparación del año 2009 con respecto a 2008, los salarios de los sectores productores de bienes evidenciaron un incremento del 23 por ciento mientras que los productores de servicios lo hicieron en más del 26 por ciento.

Esto, al igual que lo sucedido con el empleo formal, muestra una capacidad mayor de negociación de los sectores con menor pérdida de empleo formal respecto de aquellos que vieron reducidos los planteles.

En tercer lugar, el salario del sector público evidenció en el último año un incremento salarial (21,4%) más bajo que el sector privado (25,2%).

Desde este aspecto hay que decir que de acuerdo con otra fuente de información oficial (variación del coeficiente salarial - INDEC), el sector público es el que menos incrementó sus salarios durante 2009 e incluso desde el año 2001: mientras el sector privado formal tuvo un incremento del 262 por ciento desde aquel año y el sector informal del 218 por ciento, el sueldo del sector público se incrementó 144 por ciento, mucho menos que la inflación.
Fuente

No hay comentarios:

Hace Click para ver Todos los Discursos de Cristina

Hace Click para ver Todos los Discursos de Cristina
Usuario de Youtube de la Casa Rosada

El Monopoly de Clarin!!

El Monopoly de Clarin!!
Hace clik Para Agrandar!

Si sos Blanquito, rubio, de ojos celeste, preferentemente nacido en Europa Sumate al PRO!

Si sos Blanquito, rubio, de ojos celeste, preferentemente nacido en Europa Sumate al PRO!
También tenés que tener errores ortográficos, sumate!

Clikea

Patria SI, Colonia NO

Páginas vistas en total

Peliculas Online

Cinetube es el mejor blog sobre Peliculas.

Archivo del blog