martes, 4 de mayo de 2010

La realidad que no tiene nombre

Estoy muy indignada todavía por el espectáculo circense armado en torno a “la violencia”, “el miedo” y el “riesgo que corre la libertad de expresión en nuestro país”.
Como no estarlo, si la violencia la vivo padeciendo en cuanto leo acerca de presuntos “desórdenes mentales” de la Presidenta de la Nación. Cuando hace unos años leía que “esa mujer” manejaba desde atrás del poder las decisiones de su marido Presidente, pero hoy que es ella la Primera Mandataria resulta que me hacen leer que hace lo que su marido le dicta…
Como no estarlo, si hasta hace poquito nomás no existía la posibilidad de escuchar alguna voz alternativa, que mirara la realidad de otro modo. Hasta que se empezó a debatir más masivamente las implicancias de seguir adelante con la Ley de Medios de la dictadura la única postura unánime era la puteada generalizada. Muchos compartirán conmigo el sentimiento de impotencia que da el no poder ni decir ni escuchar análisis que se asemejen a los propios.
Por suerte con respecto al “miedo de los mimados” ya hubo voces calificadas que en forma contundente -como hizo Aliverti al recibir el Martín Fierro- pusieron en caja a las presuntas posibles víctimas de una también presunta y afiebrada dictadura que dicen padecer. Gentes que se la pasan reclamando calidad institucional y que impunemente dicen al aire disparates ofensivos no sólo para un gobierno constitucional, sino para con todo un pueblo que a fuerza de sufrimiento ha dicho claramente “nunca más”.
Indignada por tanta victimización por parte de los victimarios de otrora o de sus cómplices y colaboradores.
Indignada porque resulta que nada más que hace una semana, un Arzobispo cae en la cuenta de que los medios de comunicación operan y hacen campañas (Dios le conserve la inocencia o la caradurez). Pero la “campaña” que él percibe es contra la iglesia católica. La comunicación globalizada –sostiene- “crea equívocos, difundidos por una turba mediática superficial y prejuiciada. Los flashes de la comunicación globalizada simplifican el discurso, buscan acentuar las contradicciones, reales o aparentes, incitan a la confrontación y con frecuencia responden a una posición tomada, anticatólica. No hace falta acudir a una teoría de la conspiración para sospechar que detrás de este fenómeno se mueven fuerzas oscuras y poderosos intereses. Por otra parte, nosotros, gente de Iglesia, carecemos de la competencia, los recursos y la astucia que harían falta para sortear semejantes obstáculos”.
Excelente que reconozca cómo se opera, y que hay quienes sencillamente no tienen el poder suficiente para contrarestarlo. El único detalle es que victimiza a una institución que ha sido victimaria. El desplazamiento de sentidos que tratan de imponer resulta escalofriante.
De todos modos, si dejamos de lado toda esta indignación y necesidad de entrar en el juego que proponen para responder, nos queda la sensación de estar bailando al ritmo que los sectores opositores proponen. De que el debate de la realidad lo circunscribamos a estos hechos.
Y creo que hay muchos otros debates posibles para instalar. Por un lado, la situación que vivimos en lo económico nos está habilitando a hacer propuestas acerca de cómo seguimos avanzando en la redistribución.
Otro tema que bien podríamos instalar es, después de los resultados electorales de la elección legislativa del año pasado, en qué medida esa “conformación pluralista” de los cuerpos legislativos le aporta algún tipo de beneficio al país o al pueblo. La gauchocracia, que consiguió tener representación parlamentaria de su agrado, se debe claramente estar preguntando lo mismo, si no que me expliquen por qué necesitan ir al paro nuevamente cuando sus conflictos quedarían resueltos –según explicaban en la campaña electoral- al tener gente de sus propias filas ocupando bancas legislativas.

En síntesis, todo el abanico de debates eternamente postergados por nuestra Democracia tienen hoy la posibilidad política y económica de darse. No nos quedemos sólo con bailar al ritmo del disco que están pasando incansablemente los dueños del tocadiscos. Estamos siendo protagonistas de un gran momento histórico los que venimos del Movimiento Nacional. Pongámonos a la altura y no lo dejemos pasar.

Prof. Delia Añón Suárez

No hay comentarios:

Hace Click para ver Todos los Discursos de Cristina

Hace Click para ver Todos los Discursos de Cristina
Usuario de Youtube de la Casa Rosada

El Monopoly de Clarin!!

El Monopoly de Clarin!!
Hace clik Para Agrandar!

Si sos Blanquito, rubio, de ojos celeste, preferentemente nacido en Europa Sumate al PRO!

Si sos Blanquito, rubio, de ojos celeste, preferentemente nacido en Europa Sumate al PRO!
También tenés que tener errores ortográficos, sumate!

Clikea

Patria SI, Colonia NO

Páginas vistas en total

Peliculas Online

Cinetube es el mejor blog sobre Peliculas.

Archivo del blog