jueves, 26 de agosto de 2010

BOXEANDO POR UN SUEÑO

Por Jerónimo Guerrero Iraola:

“¿Casco o guante?” El paso del “Estado escrito al Estado pantalla”

Regis Debray expone en el segundo capítulo de su libro “El Estado seductor”, lo que llama el paso del “Estado escrito, al Estado pantalla”. En este proceso, el Estado pierde el monopolio de producción simbólica, hecho que genera innumerables consecuencias.
Entre ellas podemos resaltar que las discusiones y hechos políticos han pasado a discutirse en la esfera mediática, lo que redunda en un cambio y readaptación de estrategias para instalar ciertos temas.
El hecho protagonizado por el Secretario de Comercio Guillermo Moreno encuadraría así, en una adaptación semántica tendiente a dar publicidad a un hecho grave, que de otro modo hubiera pasado inadvertido en un contexto de monopolio, por parte del sector privado, de los medios de comunicación.
A esta altura debería saberse, y si no, al menos intuirse, que los “grandes temas” propuestos por el conglomerado mediático obedecen a sus grandes intereses políticos, económicos y comerciales.
De esta manera, encontramos una “agenda” que silencia algunos hechos, mientras que dota a otros de la calidad de “noticiables”.
En este contexto, y a sabiendas de las repercusiones que el llamado caso “Papel Prensa” ha traído, la reunión de directorio de la empresa cuyo principal fin era dar por tierra con la fiscalización estatal, parecía, a priori, condenada al anonimato.
La pregunta que surge, entonces, es cómo podía lograr un simple funcionario que dicha junta no pasara desapercibida, y que el tópico a tratar tuviera la publicidad que un hecho así amerita.
Sin lugar a dudas la participación con un discurso técnico, político o jurídico, de modo alguno hubiera cumplimentado los fines, dado que bastaba con la no publicación del mismo para dejarlo sumido en la penumbra.
Surgió, así, la necesidad de adoptar un discurso televisivo y televisable, en el que el mencionado funcionario utilizó la construcción que de él han hecho los medios, para de esta manera poder publicitar el verdadero fin que perseguía el órgano de decisión de la empresa.
Es una perogrullada afirmar que la voluntad de Moreno no era la de pelear, pero valga la aclaración para poner en evidencia que la maniobra consistió en jugar con las mismas reglas con que lo hace el monopolio, para de dicha manera desarticular una decisión que nos hubiera perjudicado a todos los argentinos.
Ante la imposibilidad de contar con voces que den cuenta respecto de los espurios manejos que con “Papel Prensa” se han realizado, el constructo mediático del “funcionario polémico” debió realizar una puesta en escena que visibilice de forma fehaciente, que ese día, a esa hora los accionistas de los grandes medios de comunicación buscaban seguir fomentando las prácticas monopólicas.
Aquí aparecerán, seguro, los defensores del “consenso” y la prolijidad democrática e institucional a señalar que no son los métodos que debe seguir un gobierno, o que nada justifica el accionar del funcionario.
Diré, pues, que obligar a firmar un contrato leonino, torturar a una persona para obtener una empresa, silenciar voces oprimidas o culpar a “la crisis” luego de las muertes de Kosteki y Santillán, tampoco parecieran ser prácticas de seres democráticos e institucionalistas.
En este Estado pantalla, las reglas han cambiado, cobrando lo simbólico un papel preponderante. Sólo los líderes carismáticos han logrado en Latinoamérica contrarrestar el poder de los conglomerados económicos, que buscan la implementación de “laissez faire”, vulnerando en forma contradictoria uno de los principios que vertebran al liberalismo como sin duda lo es el de la “atomización de la competencia”.
No es mi intención tampoco defender al mentado modelo político/económico, pero si dar cuenta de cómo ciertos grupos buscan la aplicación selectiva de políticas que sean consecuentes con sus fines empresariales.
Como puede apreciarse los nuevos escenarios en los que se disputa la política, tornan necesario interpretar ciertas acciones dentro de un marco simbólico. No se puede hablar de democracia en sentido puro, mientras existan grupos de poder que intentan dar por tierra con los rumbos elegidos por la mayoría.
No se puede actuar conforme al protocolo si los hechos no serán publicados. Hay que adaptarse al medio y a las exigencias del Estado Pantalla. Es tiempo de boxear, de boxear por un sueño.

No hay comentarios:

Hace Click para ver Todos los Discursos de Cristina

Hace Click para ver Todos los Discursos de Cristina
Usuario de Youtube de la Casa Rosada

El Monopoly de Clarin!!

El Monopoly de Clarin!!
Hace clik Para Agrandar!

Si sos Blanquito, rubio, de ojos celeste, preferentemente nacido en Europa Sumate al PRO!

Si sos Blanquito, rubio, de ojos celeste, preferentemente nacido en Europa Sumate al PRO!
También tenés que tener errores ortográficos, sumate!

Clikea

Patria SI, Colonia NO

Páginas vistas en total

Peliculas Online

Cinetube es el mejor blog sobre Peliculas.

Archivo del blog