sábado, 10 de marzo de 2012

La Fuerza de Camilo

Uno de los estados más difíciles para alguien que ejerce la palabra es querer decir algo y no poder hacerlo. Quiero decir que quiero decir algo. Que voy a contar una historia.
Hace un tiempo no tan lejano, cuando cursaba la universidad, conocí a alguien. Empezamos a salir, nos enamoramos, terminamos nuestras carreras, empezamos a trabajar, nos fuimos a vivir juntos, tuvimos dos hijos —una niña y un niño— y nos separamos por desamor, que es la única causa que separa a las parejas. Volví a vivir solo y pasé a ocupar mis días libres en ver películas animadas, practicar peinados, leer cuentos, responder preguntas sobre dinosaurios y esas cosas que hacen los padres solteros. Una historia corriente ligada de una manera extraña a otra historia.
En marzo de 2008 estalló el conflicto entre las patronales agrarias y el gobierno nacional, con sus cortes de rutas y el desabastecimiento de ciudades. En esos días publiqué una carta abierta condenando lo que yo consideraba una escalada antidemocrática de los empresarios del campo. El texto tuvo una modesta trascendencia en Corrientes, una de las zonas más oligárquicas y conservadoras del país. Entonces no imaginaba la forma en que ese hecho político iba a afectar mi vida personal.
La semana siguiente comenzaron a llegarme correos electrónicos anónimos con insultos y amenazas. No los tomé en serio hasta que incluyeron la dirección de la guardería infantil a la que asistían mis hijos. No debieron esforzarse mucho: mi cuenta de Facebook era pública y cualquiera podía acceder a esa información. Ese mismo día borré todas las fotografías y comentarios que los mencionaban. En noviembre de 2008 abrí mi cuenta de Twitter, decidido a no exponerme otra vez de esa manera en una red social.
¿Por qué, entonces, cambiar de opinión y estar contando esto ahora? En principio, porque fue una decisión nacida del terror, y nada puede ser bueno si te obliga a vivir con miedo. Luego, porque confío en que la democracia maduró y que esa situación de violencia interna no se va a repetir. Sobre todo, porque me niego a no poder hablar de Candela y Camilo, que son una de las partes más importantes de mi vida.
Quiero decir que voy a seguir escribiendo y con un par de temas nuevos. Que gracias por tomarse el tiempo de leerme.

Gracias al Compañero y Amigo Diego Zaffaroni por la info e imagen.
El Texto es de Martín Quintana, que tiene su Página El Fragmentario.

1 comentario:

Daniel Mancuso dijo...

La historia de muchos compatriotas, la fuerza del amor sobre el miedo...

Hace Click para ver Todos los Discursos de Cristina

Hace Click para ver Todos los Discursos de Cristina
Usuario de Youtube de la Casa Rosada

El Monopoly de Clarin!!

El Monopoly de Clarin!!
Hace clik Para Agrandar!

Si sos Blanquito, rubio, de ojos celeste, preferentemente nacido en Europa Sumate al PRO!

Si sos Blanquito, rubio, de ojos celeste, preferentemente nacido en Europa Sumate al PRO!
También tenés que tener errores ortográficos, sumate!

Clikea

Patria SI, Colonia NO

Páginas vistas en total

Peliculas Online

Cinetube es el mejor blog sobre Peliculas.

Archivo del blog